la relación de la nutrición con la economía familiar mexicana

Para los hogares más pobres, la subnutrición potencial es importante, sobre todo si se toma en cuenta que el 56% de su gasto total lo destina a la alimentación, cifra que contrasta con la proporción de gasto que el grupo de hogares más rico dirige al mismo concepto, que es de 20 por ciento. En otras palabras, con 56% del gasto total dedicado a la adquisición de alimentos, las familias más pobres cubren 66% de las calorías y 60% de las proteínas que quizá necesitan, en cambio, los más ricos, con 20% de gasto orientado a la compra de alimentos, cubren 95% de las calorías y 117% de las proteínas que probablemente requieren.
Resulta que en los hogares con ingresos altos y con mejor oportunidad para acceder a suministro alimentario, se consume casi dos veces más de la cantidad de calorías y casi tres veces más de las proteínas que se ingieren en los hogares más pobres.
En estas cifras se encuentra también involucrado el sector de personas mayores, indistintamente de su condición social.
Foto. blogdefarmacia.com

Levea a Reply

You must be logged in to post a comment.*